jueves, abril 20, 2006

¿De vuelta a casa con mamá?

Los jóvenes estadounidenses regresan endeudados y sin ingresos a sus hogares
Una vez, los adolescentes en EE. UU. dejaban el hogar paterno con la mayoría de edad y se emancipaban para siempre. Pero los salarios ya no crecen como en el pasado y el endeudamiento se ha disparado. De ahí que muchos se vean obligados a volver a casa con los padres. En España, en cambio, los chicos aún tardan en marcharse.
En términos reales los salarios han bajado un 19% en 30 años y un tercio de los norteamericanos teme perder su empleo


Erase una vez el adolescente norteamericano. Al cumplir la mayoría de edad, con la gorra de béisbol puesta y una mochila bien cargada se despedía de sus padres en la puerta de casa y abandonaba el hogar para siempre. Empezaba la emancipación: una carrera universitaria, la compra de un piso, una familia.

Hoy este cuento peligra. En efecto, es cada vez más frecuente encontrarse con veinteañeros que, tras buscar empleo sin éxito, se ven obligados a poner fin a su aventura y a volver con mamá y papá, atormendados por el peso de las deudas y con el bolsillo vacío. Según el Census Bureau, el 30% de los estadounidenses de entre 22 y 34 años vive en casa de sus padres. Es el doble respecto a los datos de hace veinte años. "Es una inversión de tendencia, debida al retraso del matrimonio y las dificultades de sucesión en las empresas familiares", afirma al WashingtonPost, Andrew Cherlin, de la Universidad de Baltimore.

La industria de Hollywood, que tiene mucho olfato, se ha puesto las pilas. Acaba de estrenarse una película, titulada Failure to launch (novia por contrato, en castellano) en la que los padres se ven obligados a contratar a una novia ficticia para quitarse de encima a su hijo, de casi treinta años, que se resiste a abandonar el hogar. Una versión tardía de la francesa Tanguy. El director Steve Buscemi ha rodado estos días otra película del mismo estilo, Lonesome de dólares en el mercado norteamericano. El empleo es precario. Según el American Demographic Report, uno de cada tres estadounidenses teme perder su puesto de trabajo.

En Europa, la situación es distinta. Aquí los jóvenes tardan aún más en marcharse. Nueve millones de jóvenes menores de 29 años en España siguen viviendo con sus padres, siete de cada diez. Los obstáculos parecen ser financieros. "El 70% de ellos si pudiera se iría. Hay dificultades para integrarse en el mercado del trabajo y en el acceso a la vivienda", apunta Julio Camacho, consejero del Instituto de la Juventud. Sólo uno de cada cuatro disfruta de autonomía económica, los demás dependen de ayuda familiar o externa. Lo inquietante es que este fenómeno se extiende incluso a los que tienen entre 30 y 34 años. En Catalunya, por ejemplo, el 25% de estos jóvenes adultos aún vive en el hogar paterno.

Es cierto que muchos esperan a encontrar trabajo y pareja estable antes de irse. Quieren seguridad. Pero cuando se van, no vuelven. "En España los jóvenes regresan a su casa sobre todo en caso de ruptura sentimental", apunta Sandra Gaviria, socióloga de la Universidad de Le Havre. ¿Hay algo mejor que el consuelo de mamá?


La Vanguardia, PIERGIORGIO M. SANDRI - 20/04/2006
Barcelona

¿Comentarios? ¿Quien no tiene amigos/conocidos en este caso en España? Yo mismo he sido un tardón por falta de seguridad en el trabajo y la vivienda. Otro tema es que los alquileres no son todo lo baratos que debiera para iniciar aventuras en solitario, por lo que los mileuristas -los que cobran mil euros al mes, mayoritariamente jóvenes- se hacinan en pisos compartidos con más o menos entusiasmo. Pocos son los casos de hipotecas antes de los 25 años, y alguno conozco), pero cada vez será un fenómeno más frecuente, visto los años que se tarda en pagar la hipoteca -ya estamos en los 45-50, pero no descartemos llegar al caso de Japón, con 90 años, menuda herencia para la familia- y que la economía real no debe enfriarse tanto con la subida del Euribor a los índices previstos. La renegociación para aumentar plazo de amortización será una constante los próximos años. Y si no, al tiempo.

2 comentarios:

qdv0pkk64ywxl dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Miguel Merino dijo...

Crec k se t'ha colat spam al blog! No ho ha vist mai aixó! ja es ben estrany...
Be, publicitat a part, crec q el tema del k parles será el problema d'aquesta década i de la que ve... A més volia comentar una cosa més, i es que la bufetada vindrà quan els mileuristes (i els k cobren menys k els mileuristes, k son molts, la majoria crec jo) k s'estan hipotecant ara, d'aqui 8 o 10 anys com a molt arribaran a un punt de no poder afrontar les pujades tan brutals d'ipc (k no acostumen a pujar només el k diu el govern), els tipus d'interés continuarán pujant, i als pobres desgraciats els treuran la casa. Llavors será el moment d tornar a casa. I si a algú li ha passat així, podrá donar-me la raó en que és una de les coses més dramátiques que l'actual societat ens regala als consumistes.

Skyline Barcelona