sábado, octubre 16, 2004

CRONICAS SANITARIAS DE UN PUEBLO

Una de mis dedicaciones laborales (como buen profesional sanitario soy un pluriempleado ejemplar, o un ejemplar de pluriempleado, rara avis en los tiempos de conciliación de la vida personal y profesional) es la coordinación de urgencias y emergencias. Esto me hace ser especialmente sensible para con los que viven y trabajan en lugares a los que la reforma de la Sanidad no dotó de una infraestructura cercana. Por eso leer en El Médico Interactivo (solo para abonados: http://www.elmedicointeractivo.com/omc_soc_ext.php?idreg=2015) que el estudio “La salud de nuestros pueblos” , dirigido por el doctor Pérez Escanilla, de la Sociedad Española de Medicina General denuncia que en el medio rural se puede tardar hasta 78 minutos en atenderse una urgencia vital, me resulta tan poco edificante. Sólo los que estamos en eso somos conscientes de lo que cuesta hacer llegar a ciertas localidades no ya un médico (que llega armado con lo que tiene: muy buena voluntad y cuatro pertrechos), sino una simple ambulancia. Lo que pasa es que antes ni tan solo llegaba el médico ni la ambulancia, y los vecinos trasladaban como podían, e incluso la gente se salvava. ¿Por qué la "modernidaz" ha hecho que esperemos como ciudadanos que aterrice en nuestra segunda residencia -el paradigma de la tranquilidad y la lejanía del mundanal ruido y por tanto tecnología- una mezcla de hombres de Harrelson y Dra Queen (ah, qué grandes momentos de la historia de la TV aunados) que resuelvan cualquier achaque de salud en tiempo real? ¿Por qué la gente no mira cuando compra a qué distancia está el hospital o centro de salud más próximo? ¿cómo hemos podido sobrevivir sin tanta infraestructura los niños a los que nuestros padres nos montaban en el coche envueltos en una manta para ir a urgencias, cuando ahora exigimos que nos visiten a domicilio catedráticos en patología infantil y pediatría? ¿sabe la gente de la calle lo que realmente cuesta una ambulancia medicalizada con una dotación de conductor, enfermero/a y doctor/a? ¿es necesaria una sanidad de máximos o sería mejor una de mínimos muy bien desarrollados, como debieran ser las urgencias? Mientras tanto, Martín Tejedor de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias pide que las Urgencias sean una especialidad médica http://www.elmedicointeractivo.com/omc_soc_ext.php?idreg=2006 Como dice el poeta, un poquito de por favor...

2 comentarios:

The Man From Kazakhstan dijo...

Kruger, veo que tu actitud de desdén hacia la inteligencia de los Estados Unidos se torna en fiel lacayismo a su principio básico de la asistencia sanitaria (cuando el enfermo paga, es que paga de verdad) a la hora de defender los intereses de las muy nobles y honestas aseguradoras privadas frente a esos servicios públicos sanitarios que cubren lo que no deberían cubrir con cargo a la carga impositiva de todos los contribuyentes ("irresponsables manirrotos").

Lo de los servicios sanitarios en la segunda residencia, si tardan 78 minutos es algo que deben apreciar todos los jubilados europeos que vienen aquí (¿allá les atenderían?).

Creo que más que los Hombres de Harrelson, sería más adecuada la serie "240 Robert", con helicópteros de urgencia pilotados por gente vestida de rojo o naranja (en función de la calidad de la copia fílmica, precedente de los triunfos de David Hasselhoff en la década de los 90).

The Man From Kazakhstan dijo...

Y, por cierto, Kruger... en "240 Roberts" estaba Mark Harmon, que tres años después fichó por el Hospital St. Eligius. ¿Un icono para tu carrera? ¿Busco si ha trabajado en aseguradoras?

Skyline Barcelona