jueves, octubre 14, 2004

DILBERTIADAS (1)

El neologismo que da titulo al blog (made in me) pretende definir las situaciones dignas de figurar en la vida de Dilbert, a saber: imaginemos dos grandes laboratorios europeos que se fusionan / adquieren y deben decidir la ubicación de las diferentes sedes en cada país. En un país mediterráneo máximo productor mundial de sangría y paella hay una distancia de 600 km (están al ladín en USA, les separa un mundo en el continente europeo) entre la sede de uno y otro laboratorio. Como es algo que afecta al rendimiento de los empleados de ambas sedes, en vez de decidirlo lo antes posible la Alta Dirección a nivel de Headquarters demora la decisión tres o cuatro meses. Los empleados, hartos de comerse la moqueta de nervios -porque esto sí que puede afectar el tan manido equilibrio entre la vida personal y la profesional- acaban enteréndose por accidente: a nivel central se ha enviado un comunicado de prensa a los medios de comunicación, que eran inicialmente informados antes que los empleados. ¿Nadie pensó que de los 2.000 empleados habia razonables posibilidades que el familiar o amigo de alguien estuviese en los medios? Esto provocó que la dirección informara deprisa y corriendo.
Pues lo que comento bien podria ser verdad...

3 comentarios:

The Man From Kazakhstan dijo...

Hombre, Kruger,...

Digamos que en esa situación imaginaria, primero se produciría entre el viernes y el sabado anteriores (días 8 y 9) un comunicado a la prensa anunciando la decisión sobre las sedes de la empresa se hará pública durante la semana del 11 al 16. Parece lógico pensar que la decisión o ya estaría tomada o a punto de.

Lo restante sería una un tiro cruzado entre:

- Comunicación externa hexagonal, que querría hacerlo público durante la mañana del 13
- Comunicación interna peninsular y recursos humanos, que no querría anuncios de ningún tipo hasta que se hubiera podido anticipar la nueva a los eliminados.
- Miembros comités empresa en territorio peninsular, de los cuales algunos (probablemente) ya conocerían la decisión (se les habría anticipado) pero se les hubiera encarecido a esperar a comunicación interna.
- Miembros comités empresa en territorio hexagonal, a los que se anunciaría la decisión el mismo día 13 por la mañana.
- Jefes locales, que querrían retrasar comunicación con peticiones siguiendo la cadena de mando ("quiero confirmación", "quiero segunda confirmación", "quiero tercera confirmación"...) hasta estar suficientemente preparados para poder parar el golpe dignamente, aparentar control sobre la situación (si la tropa lo sabe antes, la sensación de que el jefe no tiene el valor añadido de la información anticipado no es una sensación que contribuya a la cualidadades de liderazgo del jefe) y realizar todo a su tiempo (el suyo).
- Agencias de prensa que tendrían avances sobre lo que se fuera a comunicar y lo anticiparían ("vamos a publicar que...") a sus abonados.
- Empleados de a pie que harían valer su networking.
- Autoridades políticas que harían valer sus esfuerzos para poder apuntarse el mérito en el mismo día, recogiendo con espontaneidad el fruto de su labor.

Lamentablemente, no sé si realmente sería así.

The Man From Kazakhstan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
The Man From Kazakhstan dijo...

... Y, por cierto, Kruger, según la hora de tu mensaje, tu ya lo hubieras sabido a las 7:40 AM. La próxima vez, si fuera cierto, avisa a M. antes... y comprueba

1) la zona horaria de tu blog

2) la zona horaria de tu ordenador

Y mi hora no es anterior a la tuya (es la mañana del viernes 15 de octubre)... Tu blog no pone el día de publicación de los comentarios (o si quieres creer que me he movido en el espacio tiempo...).

Skyline Barcelona